Como Dejar de Vivir con Miedo



El miedo es una parte normal de ser un ser sensible. Todos los animales, incluyendo los humanos, sienten miedo. Es primordial. Es lo que asegura nuestra sobrevivencia.


Sin embargo, en algún momento durante la evolución de la sociedad decidimos condenar el sentimiento de miedo. Lo cuestionamos. Lo juzgamos. Y luego, le damos la pena de muerte fingiendo que no lo sentimos en absoluto. O nos encerramos en la prisión de ese miedo y tiramos la llave.


En algún momento decidimos que el miedo encajaba perfectamente en esa categoría de “emociones negativas” que no queremos sentir; justo al lado del dolor, la ira y la vergüenza. Y esta es la razón por la que a menudo puede gobernar nuestras vidas.



EJEMPLO


Un ejemplo de cómo vivir con miedo puede causar estragos en nuestras vidas es el perfeccionismo. Vivimos en una sociedad donde a menudo se elogia el perfeccionismo. Sobre todo porque, en algunos casos, puede producir grandes resultados, especialmente en un ambiente empresarial. Y, para ser claros, hay mucho valor en hacer lo mejor que puedas en cualquier situación. Sin embargo, esto es diferente al perfeccionismo. Porque el lado feo del perfeccionismo es su costo; el precio que le cobra a la persona.


El perfeccionismo, como muchas otras estrategias de afrontamiento, a menudo es el resultado de un trauma infantil. El miedo a las críticas y / o la desaprobación de nuestros padres se equipara a la pérdida del amor y la conexión. Esta experiencia, si no se resuelve, puede conducir a una vida de perfeccionismo. Como adulto, esto puede manifestarse de muchas formas disfuncionales y perjudiciales como:

  • Ataques de ansiedad porque temes la desaprobación de tus padres si no obtienes una A en tu prueba

  • Tardanza crónica y / o procrastinación porque quieres que las cosas se vean perfectas, por lo que postergas las cosas para evitar comenzar o te demoras demasiado corrigiendo o volviendo a verificar obsesivamente

  • Ineficiencia profesional porque deseas que tu informe tenga toda la información perfectamente detallada en lugar de centrarte en priorizar la información relevante y cumplir con el plazo

  • Relaciones insatisfactorias y falta de confianza porque aprendiste que el amor = aprobación y no puedes obtener aprobación a menos que seas y lo hagas todo perfecto

  • Dolencias físicas y enfermedades porque el estado constante de miedo no es lo adecuado para nuestra biología. Permaneciendo en un estado de lucha o huida es para periodos cortos de tiempo porque nuestro cuerpo redirige los recursos a funciones prioritarias necesarias para la sobrevivencia. Mantener este estado durante un período prolongado de tiempo puede tener serias implicaciones para nuestra salud.

Estas son solo algunas de las razones por las que vivir con miedo puede ser perjudicial. ¡Pero quizás la razón más importante es porque se siente horrible! Si estás leyendo esto y te sientes identificado(a), entonces no estás solo(a). Todos las personas que conozco que han vivido con miedo, o que todavía lo hacen, sienten que su vida es triste e insatisfactoria.


Como alguien que creció con miedo y vivió una vida con miedo hasta bien entrada la edad adulta, no puedo contar las veces que realmente quise hacer algo pero no lo hice.


Me enseñaron el miedo. Vengo de una larga lista de personas temerosas que

nunca se hicieron cargo, ni disfrutaron, de sus vidas, ni se convirtieron en quienes querían ser, quienes sabían que podían ser ... debido al miedo. Miedo a fracasar. Miedo a la decepción. Miedo a lo que dirían los demás. Y eso está bien. Para ellos. Pero yo quería más. Entonces el patrón ancestral termina conmigo.


Es humano sentir miedo, por eso no creo en el concepto de intrepidez. En lo que creo es en la valentía.


El miedo tiene un propósito importante. Mantenernos vivos y seguros. Básicamente es una herramienta incorporada. Un interruptor automático que se apaga cuando percibimos un peligro. Como el software antivirus de nuestras computadoras. Está ahí para proteger nuestro dispositivo. Pero, debido a la forma en que está programado, envia algunos falsos positivos. Y depende de nosotros cambiar la configuración predeterminada para optimizar el sistema.



OPTIMIZA TU MIEDO


Si todavía estás leyendo esto, probablemente haz llegado a un punto en tu vida y tu evolución en el que ya no estás satisfecho(a) con solo sobrevivir. ¡Quieres prosperar! Quieres disfrutar de la vida y liberar el potencial que llevas dentro. Y, para hacer eso, debes dejar de vivir con miedo. Entonces, aquí incluyo algunas sugerencias basadas en lo que funcionó para mí.


Para dejar de vivir con miedo, debemos ser conscientes de él.


Permítete sentir el miedo. Cuando surja el miedo, siéntelo. No lo luches contra el ni lo empujes. No intentes analizarlo ni racionalizarlo. Permítete sentir la emoción en tu cuerpo. Dale toda tu atención. Observa cómo se siente, dónde lo sientes y cualquier pensamiento que surja.


La idea detrás de este paso es dejar de resistirte a sentir el miedo y dejar de intentar que encaje en alguna narrativa o concepto que tengas de él.


Dependiendo de cuán severo, profundo o traumático sea el miedo, es posible que debas hacer esto con el apoyo de un amigo o un profesional que pueda ayudarte a volver a un estado de seguridad o resolución. Si es más fácil, también puedes comenzar accesando un recuerdo antiguo para que la emoción no sea tan intensa o abrumadora.


Házte algunas preguntas a tí mismo(a) y / o a tu miedo. Esto se puede hacer sintiendo la emoción. O puede hacerse desde una perspectiva intelectual más adelante. Idealmente, es mejor aprovechar la emoción. Pero, en última instancia, ambos enfoques, emocional e intelectual, se informarán mutuamente para formar la imagen completa.


  • ¿De qué tengo miedo?

  • ¿Qué anticipo?

  • ¿Me siento seguro(a) en mi vida?

  • ¿Dónde me siento inseguro(a)?

  • ¿Hay algo que pueda hacer ahora mismo para sentirme más seguro(a)?

  • ¿Cuándo y dónde en mi niñez aprendí a tener miedo de _______?

  • ¿Cuándo y por qué me sentí inseguro(a) en mi niñez?

  • ¿Cómo puedo cambiar esto ahora?


Necesitamos entender que, si bien muchos de estos miedos pueden parecer irracionales, cuando comenzamos a sentirlos, escucharlos y comprenderlos, nos damos cuenta de que en realidad hacen mucho sentido. Están ahí para protegernos de una amenaza percibida. Si la amenaza es real o no, o si es pasada, presente o futura, no es una preocupación para el miedo. Esos son factores de nuestra programación. Simplemente comprende y valida el miedo.


Nota: Parte de mi práctica es hacer trabajo de niño interior. Esta es una técnica que recomiendo encarecidamente para tratar este tipo de heridas para que podamos sanar el trauma desde la raíz.


Examina otras ocasiones en las que hiciste algo a lo que le temías. ¿Cómo te sentiste? Incluso si no salio bien. ¿Qué aprendiste? ¿Fue el miedo de anticipación peor que la acción?


Lo que buscamos aquí es que tu mente y tus emociones comprendan que no moriste. Que sobreviviste. Y que integre lo que aprendió de esa experiencia.


Descubre el deseo. Detrás de cada miedo hay un deseo o una necesidad que queremos cumplir.


Puedes utilizar algunos de los pasos anteriores para identificar qué es lo que deseas. Y SI, siempre hay un deseo o una necesidad. Si no lo hubiera, no habría miedo. Temes la negación, la pérdida o incluso el logro de esa necesidad o deseo..

Una vez que sepas qué es, puedes usarlo para ayudarte a tomar medidas.


La forma más fácil de superar y trabajar con tu miedo es cuando tu deseo es más fuerte que dicho miedo.




Comienza con acciones pequeñas. La única forma de lograr un cambio real en nuestras vidas es actuar para lograr lo que queremos crear.

Lo que he descubierto es que muy a menudo, una vez que empiezo a dar pasos hacia lo que quiero, me doy cuenta de que el miedo que sentía era la anticipación del fracaso o el miedo a no ser capaz. Una vez que empiezo a HACER, estoy bien.


En mi video Intrepidez en mi canal de YouTube, proporciono algunos ejemplos de cómo puedes comenzar a crear valentía.


Las acciones realmente pueden cambiar tu actitud acerca de algo. Aportan mucha claridad. No va a ser perfecto. Probablemente habrá errores en el camino. Es posible que todavía sientas algo de miedo. ¡Bien! Eso significa que estás siendo valiente. Eso es lo que queremos. Es parte de la jornada. Pero si no comienzas a tomar medidas ahora, no llegarás a ninguna parte. Estos consejos te ayudarán a dar los primeros pasos.

Sé que estos consejos son más difíciles de lo que parecen y que necesitarás ayuda a lo largo del camino. Es por eso que creé mi proceso multidimensional para comprender y curar heridas emocionales. Es un enfoque único y diferente a otros porque vamos a la causa raiz para abordar estos problemas y sanarlos.



El miedo no es el enemigo. Es una herramienta. En realidad, es una forma bastante eficaz de ayudarnos a determinar nuestras necesidades y deseos. Sin embargo, es imperativo que aprendamos a aprovecharlo adecuadamente. Que no dejemos que nuestras heridas y nuestra programación disfuncional provoquen un cortocircuito en el sistema.


Muchos de nosotros en este momento estamos usando el miedo para evitar exactamente lo que fue diseñado para ayudarnos a hacer. ¡VIVIR! Entonces, volvamos a alinearnos y vivamos nuestras vidas al máximo.




Additional Resources:

Mi canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCwR43uWdzEmwDGdZWZrZTqQ

Para una consulta gratuita:

https://www.lunahealingcrystals.com/book-online

Libro Feel the Fear and Do It Anyway (Siente el Miedo y Hazlo de Todos Modos) solo en inglés: https://amzn.to/3qXvbxB

Artículo académico de los efectos del miedo crónico en la salud: (solo en inglés)

https://www.ajmc.com/view/the-effects-of-chronic-fear-on-a-persons-health


Recent Posts

See All